Videocurso de iniciación a Photoshop

Curso de fotografía

Macro en las cámaras compactas

La fotografía macro resulta, realmente, muy interesante. Captar con todo detalle el mundo de lo pequeño, viéndolo muchísimo mejor que a simple vista, es algo realmente prodigioso.





Si se dispone de una cámara de objetivos intercambiables, se podrá comprar, si es que se tiene dinero para pagarlo, un objetivo macro a elegir de entre la extensa gama existente, con el que conseguir estupendas macro-fotografías.


Sin embargo, todo ello requiere bastante dinero. Una alternativa son las cámaras compactas, muchas de las cuales tienen unas buenas condiciones para este tipo de fotos. Pero cuidado, hay que tener claros algunos conceptos. Por ejemplo, muchos fabricantes anuncian que sus cámaras tienen un modo macro de 1 cm, es decir, que enfocan desde sólo un cm. de distancia. Cierto, pero en posición angular, lo cual equivale a un aumento bastante modesto. Además, si lo que te interesa es fotografiar animales, difícilmente conseguirás acercarte a esa distancia sin que se vayan volando o corriendo. Otra pega de acercarse tanto es que se suele hacer sombra sobre el sujeto.
Otro tema viene derivado de la escasa profundidad de campo en la fotografía macro es que, frecuentemente, conviene cerrar bastante el diafragma (para aumentar, dentro de lo posible, la zona enfocada), lo cual equivale a menos entrada de luz en la cámara, y la consiguiente necesidad de aumentar el ISO, lo cual, en muchas cámaras compactas, se traduce en una marcada pérdida de calidad debida al ruido de imagen.

En macrofotografía se suele hablar de la capacidad de aumento de una lente usando una numeración tipo 1:1, 1:2, etc. Eso quiere decir que, en el caso de tratarse de 1:1, la cámara es capaz de captar la imagen de, por ejemplo, una abeja, a tamaño real en el sensor. Es decir, que si el sensor mide (datos ficticios) 1 cm de ancho, un objeto de 1 cm. de ancho ocuparía todo el ancho del sensor. Lógicamente, eso daría de sí para una ampliación muy grande, en papel, por ejemplo. Si la capacidad de aumento de la lente es de 1:2, podría registrar la imagen a mitad de tamaño del natural.
Aunque se suele hablar alegremente de macrofotografía, en realidad, sólo se considera correcta la aplicación de la palabra a aumentos de 1:1 o mayores, como 2:1, por ejemplo, al alcance sólo de objetivos muy especializados y de muy alto precio. Sin embargo, por extensión se aplica el término macro a cualquier fotografía hecha de cerca.
En todo caso, conviene que quede claro que lo importante, más que la capacidad de enfocar desde muy cerca, es el aumento que se consigue. Y, para fotografiar animales, es mejor que ese aumento se consiga enfocando desde una distancia notable, como medio metro, por ejemplo, o más, si es posible.
Con todo lo dicho, podemos colegir que, con casi cualquier cámara compacta es muy difícil conseguir fotos macro con todo detalle de objetos o animales muy pequeños, aunque podemos aumentar las posibilidades utilizando una lente de aproximación, que, aunque hacen perder algo de calidad (algunas te dejan, prácticamente, sin calidad) las hay realmente buenas. Frecuentemente, es mejor usarlas de 3 o 4 dioptrías, más que algunas que hay de 10, que aumentan mucho pero, cuando miras las fotos, no sabes si has fotografiado una una margarita o una cucaracha.

Igualmente, recomendamos mucho disponer de una fuente de luz eficaz, como un flash externo que pueda funcionar de manera inalámbrica, bien sea con cable, por radio frecuencia o con célula fotoeléctrica. De estos últimos, los hay bastante asequibles y que pueden resolver muy bien el problema.
Otro asunto que suele ayudar mucho es disponer de una pantalla abatible y orientable, y también, de un sistema eficaz de enfoque manual, para cuando el autofocus ( por cierto, éste, cuanto mas rápido, mejor) no acaba de hacer su papel con corrección.

2 comentarios:

  1. unas fotos guapisimas con una esencia de lo fotografiado excelent tienes mucho talento , sigue trabajando
    con esa genialidad.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Alfonso, por tu comentario. Espero verte por aquí a menudo. Saludos.

    ResponderEliminar