La cámara siempre a punto

Un consejo rápido: la cámara siempre ha de estar a punto. Con la batería cargada y la tarjeta puesta, y con una configuración adecuada. Como esto es difícil, dadas las muchas situaciones posibles, lo mejor es tener memorizadas (tal como explicamos en un artículo reciente), algunas de las más comunes.

Y es que la oportunidad se presenta cuando menos lo esperas.

He aquí la prueba, de esta misma tarde. Gracias a la cámara preparada (la FZ1000).


No hay comentarios:

Publicar un comentario