Videocurso de iniciación a Photoshop

Curso de fotografía

Sesión de fotografía nocturna

Fotografiar de noche es una actividad sorprendente, sobre todo, cuando no lo has practicado nunca.

Para poder hacer fotografías nocturnas, lo imprescindible es llevar trípode. Al haber poca luz, habrá que usar exposiciones largas. Este concepto es muy variable. No es lo mismo hacer fotografías de noche en una ciudad con potentes faroles, que en mitad del campo. Tampoco es lo mismo hacerlas en una noche con Luna llena, que en otra de Luna nueva.


Fotografías hechas con la cámara Lumix FZ1000.

Fotografía tomada a la 1 de la mañana con la luz de la Luna (exclusivamente).
ISO 200, f3.1, 60 segundos.


Presentamos aquí una serie de fotografías hechas la noche del 18 al 19 de agosto, con Luna llena.



Pensemos que son fotografías hechas de noche, sin ningún tipo de iluminación artificial. Por tanto, todo se basa en exposiciones largas e ISOS lo más bajos posible, para evitar el ruido.

Dado que es una noche de Luna llena, hay zonas de sombra (bajo un árbol, por ejemplo), lo cual hace que las diferencias de exposición sean grandes, entre zonas donde da la luz directa de la Luna y las que están a la sombra. Esa diferencia de luz se puede compensar, bien con el tiempo de exposición, o bien con el ISO.

Sin duda, cuando uno planta el trípode en mitad del camino, pone la cámara y mira por el visor, la primera sorpresa es que no ve nada, o casi nada. ¿Cómo encuadrar, entonces? Y peor aún ¿cómo enfocar?.

Si lo que vas a fotografiar está cerca, una solución es llevar una linterna o foco que permita iluminar para ver el encuadre y enfocar.

Cuando se trata de un paisaje amplio, hay que usar otro truco. Puedes hacer hacer una fotografía para ver cómo queda, y, en base a eso, ir corrigiendo el enfoque (recomendado el enfoque manual) y el encuadre, pero, teniendo en cuenta que las exposiciones usadas son de medio minuto, 1 minuto, o mucho más (en caso de no haber luz de la Luna), sólo para encuadrar puedes estarte una hora.

Así, un truco consiste en hacer una foto (o las que se necesiten) usando el ISO más alto de la cámara, lo cual reduce, drásticamente, el tiempo de exposición. Por ejemplo, una foto que a 400 ISO necesitaría 60 segundos de exposición, a 12.800 ISO bastaría con unos 2 segundos. Así, puedes hacer las fotos que necesite de 2 segundos a ISO 12.800 y, cuando ya esté bien encuadrado y enfocado, podemos usar un ISO mucho más bajo y un tiempo de exposición mucho más largo para la toma definitiva.

En cuanto al trípode, a todas luces imprescindible, recomendamos no usar rótula de bola, ya que, para hacer esas pequeñas correcciones de encuadre, es muy poco práctico. Mejor las rótulas que llevan una palanca para cada plano.

Respecto al modo de exposición, se puede hacer en cualquier modo (A, S o M), aunque siempre se acabará usando el sistema de prueba y error, hasta acertar. Si usas una exposición de 15 segundos y la foto queda oscura, pues se prueba con 30 segundos, y así, hasta acertar. Eso sí, hay que tener en cuenta que no todas las cámaras permiten tiempos largos de exposición en todos los modos. Algunas, sólo lo permiten en el modo M (y, las más sencillas, no dejan usar más de 2 o 3 segundos, con lo cual son bastante inútiles para estos propósitos).

Si se usa el modo bulb (exposición larga), es muy útil un disparador con botón de bloqueo como el de la fotografía de abajo (son bastante baratos). Así, si se necesitan exposiciones de, por ejemplo, 15 minutos, puedes dejar el disparador bloqueado y, cuando ha pasado el tiempo, lo desbloqueas, sin peligro de mover la cámara.

Disparador por cable con botón de bloqueo.
En todos los casos, es una actividad de paciencia, puesto que cada foto se te puede llevar, en el mejor de los casos, un par de minutos, entre exposición y proceso de reducción de ruido. Y, a veces, una sola foto puede durar media hora. O sea, que hay que tomárselo con calma.

Un último consejo: USA RAW + JPEG. El RAW permite mucho mejor control de la exposición, del color y del ruido. Eso sí, muchas veces, el JPEG ya queda bien y te ahorra tiempo y trabajo.

Ejemplos de fotografías hechas exclusivamente con la luz de la Luna.


ISO 800, f3.1, 60 s.


ISO 400, f3.1, 50 s.

ISO 400, f3.7, 60 s.

ISO 800, f2.8, 30 s.


No hay comentarios:

Publicar un comentario